No Fronteras, No Registración, No Supremacía Anglosajona

By: Ivanna Salgado, CRLN Immigration Organizer Intern

 

Fueron las palabras que se gritaban con mucho entusiasmo por varios manifestantes y organizaciones en 15 de junio de 2017 para empujar la ciudad de Chicago para enmendar la Ordenanza de la Ciudad Acogedora, sin excepciones.

 

En el 2012, Chicago aprobó la Ordenanza dela Ciudad Acogedora estableciendo  directrices sobre cómo la policía de Chicago interactúa con inmigración (ICE), destinado a limitar la colaboración entre la policía y ICE para proteger a inmigrantes de deportación.

 

Estas palabras permitieron mis lágrimas silenciosamente salpicar el piso de concreto en el "Un Chicago" que fue construido a través de la violencia contra los inmigrantes y la gente esclavizada en estas tierras robadas. Con los años, hemos olvidado esta realidad porque ha sido cubierto por narraciones de la supremacía blanca que nos han manipulado a creer que su verdad es la única que existe.

 

De hecho, la palabra "inmigrante" mismo es una construcción de la supremacía blanca, un sistema que ha ganado poder después que ellos inmigraron a América para separarse de los que pronto se tratan como inferiores. Entonces, la palabra inmigrante se ha racializado y tipificado como delito.

 

Ser un inmigrante indocumentado es nada para avergonzarse, pero hemos sido entrenados como por ejemplo este dicho es dicho es muy común "En América sólo hablamos inglés." La ironía de esta frase es que, América incluye todos los de norte y América del sur. América contiene 33 países Latino América, e inglés no es aún el principal idioma allí.

 

Largo de los años, para mí, ser inmigrante ha llegado con tanto orgullo y lucha en lugar de vergüenza. Ser inmigrante me ha enseñado a explorar mi propia identidad y celebrar y entender la política de las culturas de mis amigos inmigrantes.

 

La marcha de ayer me hizo reflexionar sobre las familias que actualmente están siendo afectados por el sistema de inmigración o que han sido criminalizados por agentes de policía o Ice

 

Es duro sentirse orgulloso cuando nuestras familias están destrozadas. A menudo se lamentan haber venido a los EE.UU.

 

Al igual que el edificio del Ayuntamiento (City Hall,) que ha sido construido a través de la explotación de los inmigrantes. Al igual que el Concejal Rosa dice "Chicago no puede reclamar es uno Chicago, si no está ofreciendo santuario para todos sus residentes y en lugar de ello, está trabajando con ICE para deportar a los inmigrantes. El edificio del Ayuntamiento (ICE) nos pertenece porque vuestra comunidad inmigrante lo ha construido, así que tenemos una voz".

 

*

Yo estudio en Ohio, y cuando me enteré de que Chicago era un santuario mi corazón se llena de felicidad y orgullo. Ohio, lamentablemente, es un estado oscilante. Sin embargo, me siento decepcionada al saber que la ciudad de Chicago no es un santuario como muestra al público. Muchos inmigrantes son criminalizados y deshumanizados por querer quedarse con sus seres queridos.

 

Cuando vi posters que decían "Santuario para todos. Sin excepciones." o "La lucha obrera no tiene fronteras" levantados en la marcha, yo estaba feliz de saber que muchas comunidades estaban a bordo y continuaban luchando. ¿Porque una vez que la ciudad de Chicago en un santuario ciudad sin excepciones, realmente hemos acabado? ¿Cuál es el siguiente paso? Es una larga batalla porque en cualquier otra ciudad hay indocumentados, las comunidades luchan por la misma causa, por nuestra liberación, y debemos estar de pie junto a ellos luchando y gritando "Ningún muro. Ningún registro. No la supremacía blanca".

 

 

Esta batalla que ha sido apoyada por: Arab American Action Network, Asian American Advancing Justice- Chicago, Organized Communities Against Deportation, the Illinois Coalition for Immigrant and Refugee Right,s the National Immigrant Justice Center, the Southwest Organizing Project, Centro  de Trabajadores Unidos - Immigrant Worker Defense Project, the Latino Policy Forum, Mujeres Latinas en Acción, Enlace, the Hana Center, Chicago Religious Leadership Network on Latin America, Chicago Community and Workers’ Rights, the Latino Union of Chicago, Brighton Park Neighborhood Council, Communities United, and Black Youth Project 100.

 

Gracias a estas organizaciones e individuos que han estado solidaridad para convertirse en una “Ciudad Santuario.”